miércoles, 17 de junio de 2009

Justificación

La atención educativa a la discapacidad y a las necesidades educativas especiales es una recomendación de la UNESCO fundamentada a partir de la Conferencia de Jomtién Tailandia en 1990, “Educación para todos”.

A partir de este momento coyuntural, los países reorientan sus programas educativos y procuran cumplir con los mandamientos educativos internacionales. En México se realizan las reformas educativas pertinentes en virtud de iniciar el camino hacia la recomendación de la UNESCO. Dentro de estas reformas encontramos a las siguientes:

- La modernización educativa

- La reforma al artículo 3º.

- La Promulgación de la Ley General de Educación (Artículo 41)

- El Programa Nacional de Fortalecimiento de la Educación Especial y de la Integración Educativa.

A pesar de esto esfuerzos que abarcan desde 1990 a 2006, se consiguen logros importantes como:

- La primera reorientación de los servicios de educación especial

- La incorporación de apoyos de educación especial de manera directa en las escuelas de educación básica.

- La segunda reorientación de los servicios de educación especial (Servicios escolarizados y servicios de apoyo)

- La creación del Programa Estatal de Fortalecimiento de la Educación Especial y de la Integración Educativa. (Red de integración educativa)

Sin duda han sido logros importantes de manera general, sin embargo las acciones han sido abordadas en su totalidad por educación especial, desde la programación, hasta las actividades específicas de apoyo a alumnos, padres y maestros. Estos factores han significado grandes límites en virtud de concretar las máximas de la integración educativa, sobre todo: normalización, sectorización e individualización de la enseñanza.

Actualmente se propone un Programa Nacional para atender la sobresaliencia en la escuela básica (primaria y secundaria). Por primera vez la dirección de educación básica (estructura) asume la responsabilidad de este programa con el apoyo de educación especial. En el estado de Hidalgo la subdirección de educación básica asume también esta responsabilidad. De este modo los distintos sectores, supervisiones y escuelas se involucran por primera vez en esta responsabilidad que siempre ha sido de ellos y que habían dejado de tajo en educación especial.

Con base en este preámbulo y coyuntura actual, surge la idea de fortalecer los apoyos dirigidos hacia las escuelas de educación básica, en virtud de que no sólo en este Programa se distingue la responsabilidad de la atención a las necesidades educativas especiales (en este caso a partir de la sobresaliencia); pues es claro que la Alianza por la Calidad de la Educación de manera general incluye la responsabilidad docente en la atención a las nee con y sin discapacidad; hecho que no se ha concretado de manera responsable en las escuelas.

El presente trabajo pretende cubrir las necesidades de información, sensibilización y formación docente. A partir de diferentes actividades de apoyo (cursos, talleres, seminarios) y evaluación sustentadas con entrevistas, cuestionarios y encuestas a maestros de diferentes escuelas primarias en el municipio de Tepeji del Río, los maestros han demandado apoyo para atender a estos alumnos en el contexto de la escuela. Sin embargo el involucramiento ha sido poco pues la USAER había ubicado sus funciones a partir de las recomendaciones nacionales y estatales, la última en virtud de asumir fases de apoyo centrado en la atención psicopedagógica.

En la actualidad en la atención a las nee con y sin discapacidad, a partir de la atención a la sobresaliencia parece tener un nuevo momento coyuntural para el involucramiento docente desde la escuela, desde el aula. Por tal motivo surge la idea de crear esta Red con énfasis en las TIC para favorecer los apoyos en la formación docente hacia la atención de la diversidad en el aula.

Actualmente los docentes de las escuelas demandan mayor y mejor información para apoyar a los alumnos y establecer un mejor seguimiento de apoyo. En la evaluación reciente de escuelas integradoras los maestros argumentaron buscar mejores formas de apoyo para estar más en contacto entre USAER y la primaria.

Aunque el proyecto se ubica en la información y comunicación como estrategia de desarrollo docente para atender a las nee con y sin discapacidad am partir del apoyo a la sobresaliencia, se pretende que la población beneficiada no sólo sean los docentes, sino de manera transversal que los apoyos lleguen a alumnos y padres de familia.

Lo que se pretende es promover un involucramiento en el uso de las TIC para que los maestros, independientemente de que no tengan un apoyo permanente (realmente imposible por el número de escuelas de cada sector educativo, maestros, padres y alumnos; en comparación con los 9 docentes de apoyo de la USAER), puedan recibir información, estrategias y materiales de apoyo para fortalecer sus competencias docentes en este tema. De otro modo si no se promueve este involucramiento los apoyos seguirán quedando supeditados a las posibilidades de los 9 elementos de la USAER en el Municipio de Tepeji del Río. Aquí menciono la capacidad del proyecto a largo plazo. Pues de otro sería un trabajo parecido al de escuelas de calidad (para unas cuantas), que sólo aumenta la brecha de desigualdad educativa. Pues no sólo en 8 escuelas de Tepeji existen alumnos con nee asociadas a discapacidad o sobresaliencia.

Se plantea optimizar los recursos de la USAER en las posibilidades y recursos de las escuelas primarias (centrada en los maestros), pero con la finalidad de apoyar a niños con nee y a sus padres de familia.

Con este proyecto tendremos la posibilidad de contar con maestros mejor informados, mejor sensibilizados y sobretodo con mejores recursos para apoyar a “todos” los alumnos independientemente de su condición: atención a la diversidad.

Considero importante no dejar pasar este momento coyuntural en el cual se ha involucrado el sector de educación primaria y en que educación especial ha dejado el control absoluto de la atención a este grupo de alumnos. Los maestros por iniciativa propia poco han buscado apoyos específicos para asumir su responsabilidad en este rubro. Sin embargo ahora han “cumplido” las recomendaciones de su estructura educativa y de algún modo comienzan a involucrarse en esta nueva tarea para la mayoría.

Para finalizar este apartado, reitero que es un proyecto que en otras etapas irá adquiriendo mayor formalidad y ampliación de ámbitos. Pues la tarea de apoyar a la diversidad en el aula implica una formación dinámica y permanente; además de actualización constante y enfoque ecológico.

Sin duda se plantea un arduo trabajo, pero con la experiencia, conocimiento de campo y pilotaje de algunas actividades desde el inicio del diplomado, en el entendido de la competencia final, el inicio del proyecto se vislumbra muy prometedor para los niños y niñas con necesidades educativas especiales con y sin discapacidad y/o aptitudes sobresalientes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada